TELÉFONO: (+34) 915541204
Cesta0
Total:0,00 €
Su cesta de compra esta vacía!


Problemas de aprendizaje y desarrollo del lenguaje


  • ¿Cuáles son las etapas tempranas y tardías del desarrollo?

    No todos los elementos del lenguaje se adquieren con el mismo ritmo ni en los mismos lapsos de tiempo. Estas etapas son supuestas, porque se pueden solapar, considerando que el desarrollo del lenguaje es un proceso que no es lineal y tampoco secuencial, sin dejar a un lado las diferencias individuales de los niños.

    En las etapas tempranas el lenguaje sirve para la interacción, se dan las bases del lenguaje y la adquisición es similar en casi todos los niños y va desde los 0 hasta los 6 años. En las etapas tardías, a partir de los 6 años, el lenguaje también sirve para la interacción y además para aprender. Se da la reflexión sobre el lenguaje y el pensamiento, la calidad del lenguaje mejora, y la adquisición es diferente porque depende del medio cultural y hay capacidades individuales que pueden marcar la diferencia.

  • ¿A qué edad mi hijo debería hablar "bien"?

    Debemos tener en cuenta lo que nos dice la lingüística evolutiva, donde se refiere a que el lenguaje infantil debe ser considerado autónomo, ya que el niño utiliza reglas y principios diferentes al del adulto sin ser erróneos.

    Es normal que entre los 2 y 5 años el niño conjugue los verbos irregulares como regulares. Para él es lógico que si se dice “corrí” por qué no decir “cabí” o “hicí”. Esta generalización no la hace el niño por imitación, porque se supone que ningún adulto conjugue de esta manera los verbos, siendo esta una prueba tangible del conocimiento que un niño tiene del lenguaje desde muy pequeño. Este estilo de lenguaje sólo demuestran los procesos de reacomodación de reglas gramaticales propias del español y no es una muestra de futuros trastornos del lenguaje, sino todo lo contrario.

  • ¿Cómo deben expresarse los niños de 3 a 6 años de edad?

    La etapa lingüística empieza más o menos cuando empiezan las primeras palabras, pero es a partir de los dos años donde vemos que el desarrollo del lenguaje se desarrolla más rápidamente.

    Entre los 3 y los 5 años, los niños van a desarrollarse en 4 componentes del lenguaje: la fonética, los sonidos de la lengua, la semántica y la sintaxis. Los niños de 2 a 3 años se comunican con oraciones simples, ya usan muchos adjetivos, por ejemplo también vemos que empiezan a usar los adverbios y es una etapa significativa porque es cuando empieza el periodo de las preguntas que tanto conocemos. De los 3 a los 4 años ya vemos un poquito más de complejidad y la vemos, por ejemplo, en que comprenden mucho mejor y eso hace que respondan mucho mejor a nuestras órdenes y a nuestras preguntas, y aparece por ejemplo la oración subordinada y por ello pueden expresar varias ideas a la vez.

    En el último periodo de la etapa lingüística que sería de los 5 a los 6 años adquieren muchísima más complejidad en su lenguaje, las oraciones son mucho más complejas, vemos que utilizan composiciones gramaticales que le permiten hacer oraciones más largas y además adquieren ya el repertorio fonético. En este momento, entre los 5 y los 6 años, es cuando adquieren la “r” que es el fonema más difícil de todos, y además es muy significativo entre los 4 y los 6 años el cambio que vamos a ver en su lenguaje y también cómo es su desarrollo cognitivo, las preguntas que pasan de ese egocentrismo inicial de los primeros años a preguntas más desarrolladas con la socialización.

  • ¿Cuándo comienza el desarrollo cognitivo?

    Entre los 3 y 5 años de edad, el pensamiento de los niños experimenta una gran evolución. Esto es así porque las experiencias del niño con su entorno son cada vez más ricas. El inicio de la escolarización, el desarrollo del lenguaje y el desarrollo psicomotor potencian el desarrollo cognitivo en esta etapa.

    El pensamiento preoperacional del niño se caracteriza por varios aspectos:

    • Los niños utilizan entre los 3 y 5 años un pensamiento basado sobre todo en la percepción a través de los sentidos. No puede deducir las propiedades que no observa de los objetos. Este pensamiento todavía no es un pensamiento lógico. Se caracteriza por ser un pensamiento simbólico, utilizando la fantasía y la creatividad...
    • El pensamiento del niño de 3 a 5 años es egocéntrico. El niño es el centro, es la referencia y el punto de partida. No conoce otras perspectivas diferentes a la suya. Cree que todo el mundo piensa, siente y percibe de la misma manera que él. Se focaliza en un solo aspecto de la situación, obviando puntos de vista diferentes.
    • No relaciona estados iniciales y finales de un proceso, ignora las transformaciones intermedias. Esto quiere decir que sólo comprende lo que ve en el momento. Para el niño de 3 a 5 años siempre es así, las cosas no cambian.
    • Establece lazos causales entre fenómenos por proximidad (por ejemplo, creer que tener sueño siempre implica que se acerca la noche).
    • Cree que todo tiene una causa (por ejemplo, las nubes se desplazan para llevar agua a otro sitio). No entienden que algo pueda ocurrir por azar.
    • Cree que todo está construido artificialmente por el hombre o por un ser superior (por ejemplo, la playa se ha construido llevando arena cerca del agua).
  • ¿Cuáles son los problemas de aprendizaje más frecuentes del lenguaje escrito?

    Entre los 3 y 5 años de edad, el pensamiento de los niños experimenta una gran evolución. Esto es así porque las experiencias del niño con su entorno son cada vez más ricas. El inicio de la escolarización, el desarrollo del lenguaje y el desarrollo psicomotor potencian el desarrollo cognitivo en esta etapa.

    El pensamiento preoperacional del niño se caracteriza por varios aspectos:

    • Los niños utilizan entre los 3 y 5 años un pensamiento basado sobre todo en la percepción a través de los sentidos. No puede deducir las propiedades que no observa de los objetos. Este pensamiento todavía no es un pensamiento lógico. Se caracteriza por ser un pensamiento simbólico, utilizando la fantasía y la creatividad...
    • El pensamiento del niño de 3 a 5 años es egocéntrico. El niño es el centro, es la referencia y el punto de partida. No conoce otras perspectivas diferentes a la suya. Cree que todo el mundo piensa, siente y percibe de la misma manera que él. Se focaliza en un solo aspecto de la situación, obviando puntos de vista diferentes.
    • No relaciona estados iniciales y finales de un proceso, ignora las transformaciones intermedias. Esto quiere decir que sólo comprende lo que ve en el momento. Para el niño de 3 a 5 años siempre es así, las cosas no cambian.
    • Establece lazos causales entre fenómenos por proximidad (por ejemplo, creer que tener sueño siempre implica que se acerca la noche).
    • Cree que todo tiene una causa (por ejemplo, las nubes se desplazan para llevar agua a otro sitio). No entienden que algo pueda ocurrir por azar.
    • Cree que todo está construido artificialmente por el hombre o por un ser superior (por ejemplo, la playa se ha construido llevando arena cerca del agua).

    A) DISLEXIA

    La dislexia es una grave dificultad con la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional.

    Se caracteriza porque las adquisiciones del individuo en el ámbito de la lectura, la escritura y el deletreo, están muy por debajo del nivel esperado en función de su inteligencia y de su edad cronológica.

    Podemos distinguir entre:

    • DISLEXIA CON ALTERACIONES FUNDAMENTALMENTE VISO-ESPACIALES Y MOTRICES: Escritura en espejo, confusiones e inversiones al escribir, torpeza motriz y disgrafías.
    • DISLEXIA CON ALTERACIONES FUNDAMENTALMENTE VERBALES Y DE RITMO: Se caracterizaría por trastornos del lenguaje: dislalias, inversiones, pobreza de expresión, poca fluidez verbal, comprensión baja de las reglas sintácticas, dificultad para redactar y para relatar oralmente.
    • DISLEXIA MIXTA.

    B) DISGRAFÍA

    La disgrafía es un trastorno de tipo funcional, que no está causado por una lesión cerebral o sensorial, ni por una deficiencia intelectual.

    Este trastorno afecta a la calidad de la escritura del sujeto, en lo que se refiere al trazado de la grafía. El niño con disgrafía suele adoptar posturas poco convencionales para la escritura, la sujeción del bolígrafo no la realiza de forma correcta y falla en la velocidad y presión de la escritura.

    • DISGRAFÍA MOTRIZ O DISGRAFÍA CALIGRÁFICA: Afecta a la forma de la letra.
    • DISGRAFÍA DISLÉXICA: Se refiere a los errores de la escritura ligados a la dislexia (omisiones de letras, uniones y separaciones de palabras, inversiones, etc.).
    • DISGRAFÍA SECUNDARIA O SINTOMÁTICA: Cuando las dificultades en las grafías no son funcionales sino que están causadas por otros problemas como; deficiencia intelectual, deficiencia visual, deficiencia motórica, trastornos neurológicos, absentismo escolar, dispedagogías y trastornos emocionales.

    C) DISCALCULIA

    La discalculia es la dificultad para realizar operaciones aritméticas simples o complejas y eldeterioro de la orientación en la secuencia de números y sus fracciones.

    Podemos encontrar los siguientes tipos:

    • DISCALCULIA ESCOLAR NATURAL: La presentan los alumnos al comenzar el aprendizaje del cálculo y está vinculada con sus primeras dificultades específicas que logrará superar con eficiencia.
    • DISCALCULIA PRIMARIA: Se produce cuando la discalculia natural no se ha superado y por tanto persisten y se afianzan los errores, por lo que se deberá someter al alumno a los programas de reeducación.
    • DISCALCUIA ESCOLAR SECUNDARIA: Es la que se presenta como síntoma de otro cuadro más complejo, caracterizado por un déficit global del aprendizaje.

    D) DISORTOGRAFÍA.

    La disortografía se define como el conjunto de errores de la escritura que afectan a la palabra y no a su trazado o grafía se pueden encontrar los siguientes tipos:

    • DISORTOGRAFÍA TEMPORAL: Dificultad para la percibir los sonidos (fonemas) con su correspondiente traducción y la ordenación y separación de sus elementos.
    • DISOTOGRAFIA PERCEPTIVO – ANESTÉSICA : Incapacidad para repetir con exactitud los sonidos escuchados, surgiendo sustituciones por el punto de articulación de los fonemas (sebtimo por séptimo).
    • DISORTOGRAFÍA CINÉTICA: Errores de unión-separación.
    • DISORTOGRAFÍA VISOESPACIAL: Alteración en la percepción de los grafemas, apareciendo rotaciones e inversiones estáticas b/ p, d/ q (boda por poda) o sustituciones de grafemas m, n ,o ,a (mono por mano). Confusión de letras de doble grafía b/ v, g/ j (varato por barato).
    • DISORTOGRAFÍA DINÁMICA: Alteraciones en la expresión escrita de las ideas y en la estructuración sintáctica de las oraciones("La hierba crece entre los árboles" en su lugar escriben "los árboles crecen entre la hierba").
    • DISORTOGRAFÍA SEMÁNTICA: Se altera el significado de las palabras (duro por duró).
    • DISORTOGRAFÍA CUTURAL: Dificultad para el aprendizaje de las reglas ortográficas.
  • ¿Cuáles son los problemas de aprendizaje más frecuentes del lenguaje oral?

    A) DISLALIA

    Es una alteración funcional del habla, caracterizada por omisiones, sustituciones o distorsiones de sonidos dentro de las palabras.

    Los niños con “dislalia” presentan un retraso significativo, respecto a otros niños de su edad, en la adquisición y maduración de los esquemas motrices del fonema y en la producción de la palabra.

    DISLALIA EVOLUTIVA. Se refiere a los fallos en la pronunciación (articulación) de los sonidos del habla en los niños más pequeños, como consecuencia del proceso normal de aprendizaje. Estas dificultades se van superando dentro del proceso normal de evolución del niño, y sólo si persisten más allá de los cuatro años, pueden considerarse patológicas.

    DISLALIA AUDIÓGENA. Es la alteración en el habla como consecuencia de pérdidas auditivas (hipoacusias, sorderas) o desórdenes en la discriminación auditiva. Aquí la Dislalia sería un síntoma y a la vez un resultado de tales trastornos auditivos. Hay que tratar primero el problema auditivo.

    DISLALIA FUNCIONAL. Es la dislalia propiamente dicha. Se trata de la alteración en la articulación de ciertos fonemas como consecuencia de la mala coordinación de los músculos fonatorios que son necesarios para articularlos. No existe ninguna alteración física ni orgánica, sino una incapacidad funcional.

    DISLALIA ORGÁNICA. Se genera como secuela de malformaciones de las estructuras del mecanismo fono – articulador del habla. Obviamente deben comenzar a solucionarse con la corrección de tales malformaciones.

    B) RETRASO DEL LENGUAJE

    Se caracteriza por la no aparición del lenguaje a la edad que normalmente se presenta y la permanencia de unos patrones lingüísticos que caracterizan a niños de menor edad siempre descartando déficit sensorial, orgánico, intelectual, o conductual, que lo justifiquen.

    Los retrasos del lenguaje afectan tanto a la expresión como a la comprensión.

    RETRASO SIMPLE DEL HABLA: niños que presentan un desfase significativo en la aparición (comienzo tardío) y en el desarrollo de la expresión (evolución lenta) que no puede ser explicado por un retraso mental, que tampoco se debe a un trastorno generalizado del desarrollo, ni a un déficit auditivo, o trastornos neurológicos.

    Es cuando el niño casi no habla, o lo hace muy mal, entre los 2 y los 6 años. Se comunica oralmente, pero su expresión y comprensión oral están por debajo de lo normal. Las dificultades son mayores en expresión que en comprensión.

    RETRASO MODERADO DEL LENGUAJE: se diagnostica a partir de los 6 años. Elaboración tardía e imperfecta del lenguaje.

    Vocabulario pobre, palabras simples, frases cortas, expresiones automáticas. Se caracteriza por falta de organización en el lenguaje en evolución, y que puede repercutir en el lenguaje escrito.

    RETRASO GRAVE DEL LENGUAJE O DISFASIA: Trastorno profundo en los mecanismos de adquisición del lenguaje.

  • ¿Qué puedo hacer ante un retraso de aprendizaje en mi hijo?

    Lo primero que hay que valorar es la magnitud del desajuste. Normalmente esta valoración la hace el psicólogo del gabinete de orientación del colegio o de un gabinete externo, si los padres prefieren llevarle a un centro específico.

    Si el niño presenta un rendimiento inferior al esperado para su edad habrá que:

    • Observar cuánto es de inferior su rendimiento académico.
    • Ver cuáles son sus fallos. ¿En la lectura y en la escritura? ¿solo en una de ellas? Puede darse confusión de letras por la similitud que existe entre ellas a nivel visual, es decir la grafía se parece: leer o escribir "d" en lugar de "b". O la confusión puede aparecer por su similitud a nivel fonético, es decir las letras, sílabas o palabras que se confunden suenan parecido.

    Conocer el tipo de errores que se producen al leer o escribir es importante para ayudar al niño a mejorar en su nivel de lectoescritura.

  • ¿Se pueden corregir los retrasos del aprendizaje?

    La mayoría de estos retrasos no perduran más allá de la adolescencia. El principal problema es que cuando a un niño le cuesta leer, suele tardar mucho en hacer los deberes, no entiende bien lo que lee y al retraso en la lectura se van añadiendo retrasos en los contenidos académicos, que le hacen cada vez más difícil estudiar y generan una historia de fracaso escolar.

    A lo mejor, con el tiempo termina leyendo bien con una velocidad aceptable, pero su sensación de ser "poco inteligente" ya se ha instaurado y sus expectativas junto con una baja autoestima pueden hacer que no estudie más allá de la enseñanza obligatoria.

  • ¿Cuánto puede durar el tratamiento?

    Considerando que el desarrollo del lenguaje es un proceso que no es lineal y tampoco secuencial, dependerá del niño y la estimulación que éste reciba del entorno.

    Con un buen trabajo del especialista, así como la coordinación por parte del centro escolar y familiar, se pueden empezar a ver resultados a partir de los 3 meses del inicio del tratamiento.

    La duración del mismo, puede ir desde un curso escolar, varios o de continuo. Dependiendo del trastorno y la sintomatología del mismo.

  • ¿Cómo puede ayudar un especialista a tratar las alteraciones del habla y lenguaje?

    Un especialista nos ayudará a conocer primero cual es problema que acontece al niño, para después elaborar un tratamiento de corrección o de compensación de las dificultades.

    El desarrollo del lenguaje es crucial en nuestra maduración. Aunque la comunicación existe en el niño desde prácticamente su nacimiento, esta es eminentemente no verbal. El lenguaje comenzará a aparecer en los primeros meses, pero lo habitual es que lo haga durante el segundo año de vida.

    Cuando el lenguaje no se desarrolla de manera adecuada, se ven afectados factores de la comunicación, también factores intelectuales y de la personalidad de las personas, lo que puede interferir en las relaciones y rendimiento escolar, social y familiar.


Problemas de Aprendizaje y Desarrollo del Lenguaje EOS