TELÉFONO: (+34) 915541204
Cesta0
Total:0,00 €
Su cesta de compra esta vacía!


Adultos


Los problemas psicológicos son muy frecuentes en los seres humanos, se dan en todas las etapas evolutivas.

La gran mayoría de las personas sufren , a lo largo de su vida, algún trastorno psicológico con mayor o menor intensidad de síntomas o más o menos incapacitante.

En un tratamiento psicológico se definen los factores personales y ambientales que pueden tener fuerte influencia en el origen y en el mantenimiento del problema.

Se le explica al paciente con detenimiento (“entrevista de devolución” ) los resultados de la evaluación y el plan de tratamiento que se va a seguir al igual que una duración aproximada en el que se prevee que se obtenga la reducción o eliminación del trastorno.

  • NO CREO EN LOS PSICOLOGOS

    Al psicólogo acuden personas que están pasando por una situación de crisis, que no saben como resolver o como afrontar , bien porque no tengan estrategias adecuadas para ello, o porque a pesar de tenerlas no las emplean de la manera más adecuada. También puede ser porque estén manteniendo esta situación en el tiempo y se haya agravado de tal forma que la sintomatología emocional y/o física les esté dificultando resolverlo.

    Atendemos pacientes que en su primera consulta comienzan explicándonos: “ tengo que decirte, que yo no creo en los psicólogos”. Es positivo que lo compartan con nosotros al principio porque así tenemos información sobre porqué empezar a trabajar con él ya que nos muestra el desconocimiento de aspectos centrales tanto de la génesis y mantenimiento de los problemas psicológicos, como de los métodos científicos y técnicas ( de eficacia probada científicamente) de los que la Psicología Clínica dispone para ayudar a las personas a resolver y afrontar sus dificultades emocionales y comportamentales.

    Podemos decir que igual que tenemos problemas físicos, como el dolor de muelas, de cabeza, nos rompemos un hueso,etc, … tenemos problemas psicológicos. Y de la misma manera que vamos al médico cuando tenemos roto un brazo, debemos ir al psicólogo cuando se trata de una fóbia, depresión, angustia, ansiedad, problemas de comunicación,etc, para resolver nuestro problema.

    También podemos ver como todos los problemas físicos , no tienen la misma gravedad, por ejemplo no es lo mismo tener un “ constipado” que una “neumonía”, y por lo tanto el tratameinto de uno y otro tampoco será igual. Seguramente será más trabajosos tratar la neumonía que el constipado, y este último se curará solo, posiblemente lo agravaremos y en algunos casos llegaremos a tener neumonía, por no haber puesto solución antes al problema más pequeño.

    A nivel psicológico podemos decir que no es lo mismo estar triste, un día, una semana , que tener una “depresión”, lo que implica una mayor intensidad de los síntomas de tristeza a demás de otros síntomas y una mayor duración de los mismos( meses o incluso años).

    Desde el punto de vista de la psicología los problemas que valoramos son en tres niveles:

    • A nivel de pensamientos.
    • A nivel de sensaciones internas ( taquicardias, mareos, dolor crónico,…).
    • A nivel de conductas, de lo que hacemos.

    Y se determinará la gravedad en función de cómo se vean afectadas las diferentes áreas de la vida de una persona.

    Los psicólogos, por lo tanto, atendemos desde problemas menos graves como por ejemplo, estrés, ansiedad leve, problemas emocionales leves hasta trastornos mentales crónicos ( esquizofrenias, …..) , depresión grave, adicciones,….

  • NO CREO QUE HABLANDO SE RESUELVA MI PROBLEMA

    Aunque hablar o expresar emociones es terapéutico, es decir, ayuda a elaborar y ordenar las emociones, un tratamiento psicológico no consiste en hablar, sino que las sesiones se plantean como un proceso de aprendizaje en el que el psicólogo es el “ entrenador” de pensamientos y conductas ( por simplificar la explicación).

    El psicólogo muestra al paciente una explicación de cómo funciona y se mantiene su trastorno ( aspectos biológicos, ambientales y personales ).

    Se enseñan herramientas para afrontar la situación y reconducirla.

    El objetivo fundamental del tratamiento psicológico es enseñar al paciente estrategias de afrontamiento que prevengan futuras recaidas y que hagan al paciente mejorar su estado emocional.

  • AREAS DE INTERVENCIÓN:
    • Trastornos del estado de ánimo (Depresión, Trastorno bipolar,..).
    • Trastornos del sueño (Insomnio, Pesadillas, Sonambulismos, Somniloquia(hablar en sueños), sueño desordenado).
    • Trastornos de Ansiedad (Agorafobia, Crisis de Angustia, Fobia Social, Trastorno Obsesivo- Compulsivo, Celos, Hipocondría).
    • Trastornos Sexuales.
    • Problemas de Pareja.
    • Trastornos de la Conducta Alimentaria (Anorexia, Bulimia, Obesidad).
    • Trastornos del Control de los Impulsos.
    • Trastornos Psicóticos.
    • Baja Autoestima.
    • Pérdidas Afectivas: Separación, Duelo.
    • Tics.
    • Trastornos de la Personalidad.
    • Trastornos con el Abuso de Sustancias.

Psicología Adultos EOS